Queso Curado

El queso curado podría ser en el queso lo que en los vinos suponen los caldos de categoría Reserva, puesto que son aquellos productos con una maduración en el tiempo mayor que muchas de las otras clases de este producto, salvo el viejo.

Active filters:
PECORINO TOSCANO DOP CURADO 4M
7,15 €

Queso italiano de oveja Pecorino Toscano con denominación de origen protegida europea D.O.P.
De suave a intenso dependiendo de su maduración.

TETE DE MOINE DOP
31,50 €

Queso suizo de vaca Tête de Moine con denominación de origen suiza (Pieza de aprox 800gr).
Intenso, aromático, ligeramente ácido al madurar.

CHEDDAR VINTAGE 24 MESES
5,95 €

Queso inglés de vaca Cheddar Vintage 24 meses.
Sabor intenso, pronunciado, fuerte y picante.

DUBLINER A LA CERVEZA KERRYGOLD
6,90 €

Queso irlandés Dubliner a la Cerveza Negra (Pieza de aprox. 200gr).
Intensidad Media – Fuerte con un toque a cerveza negra.

CHEDDAR VINTAGE WHISKEY KERRYGOLD
6,90 €

Queso irlandés de vaca Cheddar Viejo al Whisky
Fuerte con el inigualable toque que le aporta el whisky irlandés.

BRUGGE ABADIA
5,75 €

Queso belga de vaca Brugge de Abadia.
Suave, impregnado con cerveza belga.

COMTÉ DOP R. JACQUEMIN 24M
9,00 €

Queso francés de vaca Comté con denominación de origen protegida D.O.P Considerado con uno de los 62 mejores quesos del mundo. Afrutado, aromas tostados a frutos secos y final dulce.

PARMESANO REGGIANO DOP 24 M.
19,25 €

Queso italiano de vaca Parmesano Reggiano con denominación de origen protegida D.O.P. Considerado uno de los mejores quesos por los expertos. Intenso, afrutado, a nuez

SAINT MARCELLIN CERAMICA
2,75 €

Queso en recipiente cerámico de 80gr aprox

SAN SIMON DA COSTA DOP
4,25 €

Queso gallego de vaca San Simon Da Costa con denominación de origen protegida D.O.P.
Suave y Ahumado

MAHON CURADO ARTESANO DOP
6,10 €

Queso de vaca elaborado artesanalmente en Mahón (Baleares).
Curado, regusto a frutos secos y picante agradable.

PINSAPO GRAN RESERVA 12M
3,75 €

Queso de cabra Pinsapo gran reserva.
Curado, sabor intenso y ligeramente picante.

¿Cómo hacer queso curado?

El queso curado conlleva un tiempo de maduración de entre 4 y 7 meses, con muy poca agua y con un elevado nivel de grasa y proteínas, por lo que no está especialmente recomendado para personas que estén a dieta debido al alto nivel de calorías de queso curado. Debido a esta maduración, el sabor es muy fuerte.

El añejamiento de los quesos se complementa con procesos de salado y ahumado que derivan en el resultado final de este producto tan codiciado entre los amantes del queso de calidad.

El proceso de curado consigue una textura mucho más seca y dura que potencia el sabor tan característico de los quesos curados.

Entre los quesos curados, están muy reconocidos el queso gouda, el parmesano o el queso manchego, cuyas propiedades les hacen estar en las posiciones más altas respecto a la preferencia de los consumidores.

Las características más importantes que se asocian a la curación son las siguientes:

  • Aroma potente
  • Conservación más duradera
  • El sabor es más fuerte y se percibe más graso
  • Textura más dura y seca por la pérdida del agua.

Los principales beneficios del queso curado, además de los aspectos mencionados anteriormente, se ha asociado su consumo a una reducción del riesgo de padecer cáncer.

¿Con qué se puede combinar el queso curado?

Lo cierto es que el queso curado es un producto cuyas características se pueden potenciar aún más complementándolo con otros elementos, así como manteniendo unas premisas de preparación y conservación que garanticen la mejor experiencia en el consumo de este artículo gourmet.

Para su corte, la mejor opción es recurrir a un cuchillo de doble mango para sacar las rodajas con mayor facilidad, teniendo en cuenta la dureza de este producto en particular.

Estos quesos son muy apropiados para incorporarlos a tablas en las que combinarlos con otras clases y así crear un surtido muy diverso, a veces combinado con frutos secos, fruta o membrillo.

Muchas personas también deciden aplicarle unas gotas de aceite de oliva virgen extra para aportarle un sabor más potente e intenso, así como supone un método apropiado para conservar queso curado de la mejor forma posible.

Queso curado y Embarazo

Muchas de las dudas de los amantes del queso son sobre si se puede comer el queso curado en embarazo, un tema que conviene aclarar.

En efecto, el queso curado en embarazo es positivo para la mujer que lo ingiere, ya que la leche suele estar pasteurizada en los casos de quesos curados, matando la bacteria y facilitando de forma más eficaz la separación de la cuajada respecto al suero.

Los quesos no recomendados para las embarazadas son aquellos hechos de leche no pasteurizada, ya que puede contener bacterias que afecten al feto.

¿Cómo conservar queso curado?

Existen diferentes técnicas sobre cómo conservar queso curado:

  • Retira el envasado al vacío si vas a consumirlo de forma inmediata
  • Cuando quitas el envasado, puedes ponerle un trapo húmedo
  • Evita colocarlo en un lugar con mucha luz ya que puede oxidar el producto
  • La temperatura más apropiada para mantener con buenas propiedades el queso curado es entre 10 y 12ºC
  • En caso de requerir una conservación más duradera, se puede aplicar aceite oliva virgen extra

Estos son algunos de los consejos más importantes acerca de cómo conservar queso curado, un producto cuyas características exigen prestarle más atención para no hacerle perder ninguno de sus beneficios.