Queso Irlandes

El queso irlandés es un producto realmente apreciado entre los amantes de este producto a lo largo del mundo.

Uno de los secretos del queso irlandés es, sin duda, la calidad de la leche, sea cual sea el animal de la que provenga. A diferencia de otros países como España, en el que se diferencian los productos por comunidades de gran producción (manchego, asturiano, extremeño, etc.), en Irlanda se distinguen los quesos únicamente por el quesero y la granja familiar que se dedica a su elaboración.

Solo el ganado es el que puede establecer un indicador geográfico: las vacas predominan en el sur del país, donde los pastos son de mayor calidad, mientras que el ganado ovino y caprino abunda más al este, donde el terreno es más rocoso y montañoso.

Active filters:

DUBLINER A LA CERVEZA KERRYGOLD
6,90 €

Queso irlandés Dubliner a la Cerveza Negra (Pieza de aprox. 200gr).
Intensidad Media – Fuerte con un toque a cerveza negra.

CHEDDAR VINTAGE WHISKEY KERRYGOLD
6,90 €

Queso irlandés de vaca Cheddar Viejo al Whisky
Fuerte con el inigualable toque que le aporta el whisky irlandés.

CHEDDAR A LA CERVEZA
7,00 €

Queso irlandés de vaca Cheddar a la cerveza.
Sabor suave con el inigualable toque que le aporta la cerveza negra Guinness.

Historia de los quesos irlandeses

La historia de la relación entre el queso e Irlanda es muy peculiar, ya que ha pasado por fases muy cambiantes a lo largo de su trayectoria.

En los siglos XVII y XVIII, este país era el mayor productor y exportador de mantequilla del norte de Europa y América. Al igual que el queso de Holanda era por entonces uno de los más destacados en su mercado, la mantequilla irlandesa lo era también en el suyo.

Debido a la gran cantidad de leche y mantequilla que producían, comenzaron a ser célebres fuera de sus fronteras también por la elaboración de quesos de calidad, aunque lo cierto es que poco después de adquirir cierta notoriedad, su producción comenzó a caer.

En el siglo XIX, la producción de queso de Irlanda era muy escasa, cosa que comenzó a cambiar en el siglo XX, cuando las granjas familiares volvieron a apostar por la elaboración de los alimentos.

Sus esfuerzos han conseguido que este país haya vuelto al mapa de los mejores quesos del mundo, con artículos gourmet realmente deliciosos.

Queso Dubliner

Si preguntas a cualquier experto en la materia sobre el queso más famoso de Irlanda, sin duda, la mayoría apuntará al Dubliner.

Se elabora con la leche de excelente calidad de sus vacas locales, la cual se pasteuriza durante su elaboración. Es un queso de pasta dura, sin corteza, con una materia grasa del 45% y una maduración de unos 12 meses.

Una de las curiosidades de este queso es que, a pesar de llamarse Dubliner, se fabrica muy lejos de la capital irlandesa: el lugar en el que se elabora se sitúa en el condado de Cork.

A pesar de la juventud de este producto, que se comenzó a fabricar en 1996, cuenta con una fama a nivel internacional bastante notable.

En su receta, que tiene elementos secretos, destaca el toque que le da a su sabor la cerveza negra Stout, de carácter amargo.

El queso Dubliner es un queso intenso, con notas de nuez que recuerda al queso suizo. Destaca también por su capacidad para fundirse, por lo que se le considera un buen sustituto del Parmesano.

Conjuga muy bien en una tabla con uvas, peras o manzanas y marida con tintos tipo Cabernet Sauvignon o Chardonnay, aunque, debido a sus componentes, una opción también ideal es una buena cerveza negra irlandesa tipo Guinness.

La versión ‘irish’ del Cheddar

Aunque el queso Cheddar no se considera queso de Irlanda, lo cierto es que en este país también se elaboran versiones de este peculiar queso aderezados con distintos productos típicos de este país.

Así, destaca el Cheddar a la cerveza, que se elabora con Guinness negra o el Cheddar al Whisky, a cuya masa se le agregan toques de esta bebida irlandesa.

Otros quesos de Irlanda

Aparte de estos artículos, que son los que más triunfan tanto dentro como fuera de ese país, existe una amplia variedad de quesos irlandeses.

El Ardrahan, el Cashel Blue, el Crozier Blue, el Coolea, el Cooleeney, el Croghan, el Doolin, el Durrus, el Gubeen, el Lavistown, el Milleens, el Orla o el Blue Rathgore son algunas de las variedades que también despuntan dentro de la gastronomía irlandesa.

Comprar Queso de Irlanda

Uno de los problemas a la hora de comprar queso irlandés es la dificultad para encontrar productos originales en los establecimientos de venta de queso, ya que su exportación a España es muy escasa.

Por tanto, una de las soluciones más seguras y rápidas es recurrir a los canales de venta online, donde puedes comprar queso de Irlanda barato con todas las garantías de que se trata de un producto cuya excelencia se ratifica desde el momento en que se extrae la leche en el territorio irlandés.