Queso Fresco

El queso fresco, al igual que ocurre con el queso tierno, está muy demandado por la baja cantidad de calorías que tiene, por lo que está presente en muchas dietas destinadas a la reducción de peso.

Active filters:

APPENZELLER
33,37 €

Queso suizo de vaca Appenzeller.
Intensidad media - fuerte.

BURRATA TENERELA
5,00 €

Mozzarela de Bufala con denominación de origen protegida D.O.P.
Queso fresco (100gr).

FETA DOP DODOMNI
4,70 €

Queso griego de oveja y cabra Feta con denominación de origen protegida europea D.O.P.(200gr)
Queso fresco, suave pero salado.

SAN SIMON DA COSTA DOP
4,25 €

Queso gallego de vaca San Simon Da Costa con denominación de origen protegida D.O.P.
Suave y Ahumado

GUDBRANDSDALEN
4,70 €

Queso noruego de mezcla Vaca/Cabra de 250gr apxo.

HERREÑO
7,50 €

Queso canario de 3 leches elaborado en la Isla de Hierro.
Ahumado, mantecoso, algo ácido

Se trata de un queso de textura blanda que retiene mucho suero y no realiza ningún proceso de maduración.

Son muchas las razones por las que el queso fresco está tan demandado entre el público, entre ellas destacan las siguientes:

  • Rico en calcio: el consumo de queso fresco supone un aporte considerable de calcio, que es un componente fundamental para fortalecer los huesos, dientes y encías, así como para mejorar la actividad neuromuscular.
  • Alto nivel de fósforo: este elemento es fundamental en la formación de huesos, la regeneración del tejido muscular, la mejora del rendimiento mental y de la memoria.
  • Vitamina B2: el queso fresco contiene abundantes dosis de vitamina riboflavina o B2, la cual actúa sobre el sistema respiratorio y las células del sistema nervioso. Además, sirve para la una mejor salud de la piel, las uñas y el pelo. El queso fresco ayuda a mantener unos niveles equilibrados de este tipo de vitamina.
  • Rico en potasio: esta sustancia está presente en la mayoría de quesos, aunque en mayor nivel en el queso fresco, que contribuye a ser el mejor aliado antes de enfrentarte a procesos de alta exigencia física, como competiciones o momentos en que te encuentres débil o cansado.
  • Baja concentración de grasas saturadas y colesterol: este es uno de los factores que más agradecen los consumidores de queso fresco, ya que el bajo contenido de estas sustancias hace que esté presente en la mayoría de mesas españolas por desengañar a aquellos que afirman de forma errónea que el queso fresco engorda.

Estas características tan importantes del queso fresco hacen que este alimento sea uno de los mejores aliados para las personas afectadas por enfermedades cardiovasculares, así como para prevenir su aparición.

Como sabrás, el queso fresco es un producto muy recomendado en momentos en que se sufren problemas digestivos, debido a las proteínas con las que cuenta que son de calidad y con propiedades de digestibilidad realmente excelentes.

Además, se puede añadir a multitud de elaboraciones como complemento en las mejores recetas, siendo un imprescindible en las ensaladas de pasta más completas o como ingrediente principal de las salsas más sabrosas.

Por tanto, se trata de un elemento fundamental y con muchas aportaciones dentro de la dieta mediterránea, gracias a las cualidades que le hace estar presente en gran parte de los hogares españoles.

Queso blanco: cómo se hace

También conocido como el queso blanco, este producto aporta frescura a aquellos que tienen la suerte de probarlo.

La forma de elaboración no es compleja y asegura una máxima calidad del producto final: el cuajado es láctico y suele durar unas 24 horas. Como es una clase de queso con un alto porcentaje de humedad (60-80% de humedad), su durabilidad es relativamente corta y por ello los transportes no pueden ser demasiado complejos.

Por esta razón necesitan también un proceso de pasteurización de la leche y la nata para eliminar los agentes patógenos, que pueden quedar intactos por la escasez de proceso madurativo.

Además del queso, en la mayoría de casos, se puede añadir otros ingredientes, tales como el ajo, la cebolla, la sal o el azúcar, en busca de un equilibrio de su sabor amargo.

El queso blanco puede ser la materia prima del queso batido, que es una forma diferente de disfrutar de estos productos lácteos.

Comprar queso fresco online

Nunca fue tan fácil acceder al mejor queso fresco online, con la seguridad y las facilidades propias del e-commerce aplicadas a este tipo de productos.

En Queso Adictos apostamos firmemente por la excelencia en la oferta de unos quesos elaborados a conciencia con los mejores recursos, para que los clientes tengan acceso a aquellos productos que respondan a la perfección a tus necesidades y deseos de disfrutar del producto más exquisito.

Debido a esto, puedes comprar queso fresco online con la comodidad que proporciona esta modalidad, sin salir de casa y disponiendo de una variedad mucho mayor de los quesos respecto a los que se ofrecen en un local físico.