Queso Cheddar

El queso Cheddar, también conocido como queso naranja por el color de su estructura, es uno de los más populares del mundo, siendo incluso el más consumido en Estados Unidos.

Active filters:

CHEDDAR VINTAGE 24 MESES
5,95 €

Queso inglés de vaca Cheddar Vintage 24 meses.
Sabor intenso, pronunciado, fuerte y picante.

CHEDDAR VINTAGE WHISKEY KERRYGOLD
6,90 €

Queso irlandés de vaca Cheddar Viejo al Whisky
Fuerte con el inigualable toque que le aporta el whisky irlandés.

CHEDDAR ALBARICOQUE PASAS Y ESPECIAS
6,80 €

Queso inglés de vaca Cheddar con albaricoque, pasas y especias.
Contraste de sensaciones en boca, de dulce y suave al principio, a fuerte y picante al final.

CHEDDAR PIMIENTA NEGRA Y AJO
6,45 €

Queso inglés de vaca Cheddar con pimienta negra y ajo.
Intensidad media, sabor a pimienta y ajo.          

CHEDDAR A LA CERVEZA
7,00 €

Queso irlandés de vaca Cheddar a la cerveza.
Sabor suave con el inigualable toque que le aporta la cerveza negra Guinness.

Queso Cheddar: Origen

Este producto proviene del valle de Cheddar, situado en Reino Unido, elaborado con leche de vaca a través de un método conocido como Cheddaring.

Según cuenta la leyenda, nació a manos de unos monjes, que, en la conquista normanda del año 1066, se instalaron en estos valles y comenzaron a elaborarlo.

Las cuevas ubicadas en estas zonas tienen un ambiente muy favorable para la maduración del Cheddar, dados los niveles de temperatura y humedad de estos entornos.

La técnica del Cheddaring consiste en cortar la cuajada en pequeñas porciones, escaldando después la cuajada cortada con su propio suero y apilándola en bloques para conseguir que caiga el exceso de líquido.

El color del queso Cheddar, si bien suele ser naranja, puede presentarse en diferentes tonalidades, desde amarillo oscuro hasta amarillo pálido, dependiendo de la proporción de achicote, una planta tropical que actúa como colorante natural para mejorar su aspecto o para que el consumidor lo identifique desde el principio frente a otros tipos de quesos, debido a su color rojizo por el cual se suele usar en otros alimentos y en productos cosméticos.

A diferencia de otros tipos de quesos que sí cuentan con una Denominación de Origen Protegida, aunque la Unión Europea acepta este producto como DOP siempre que se elabore de forma tradicional y provenga de los condados del suroeste de Inglaterra, de donde es originario.

No obstante, la mayor parte de queso cheddar que se produce en el mundo se hace de forma industrial, reduciéndose la técnica artesanal a las 24 granjas productoras de este tipo de alimentos en los condados ingleses aceptados.

Queso Cheddar: características

Cuando se presenta un queso Cheddar ante nuestros ojos, podemos apreciar un artículo peculiar, un queso de vaca duro que requiere entre uno y dos años de maduración para alcanzar las cualidades perfectas.

Cuando ha alcanzado su plenitud, alcanza un sabor que recuerda a la avellana, con un toque agrio que se va intensificando a lo largo del tiempo, y un aroma parecido al de la mantequilla.

Queso Cheddar: propiedades

Una de las razones por las que el queso Cheddar está tan demandado entre la población son las ventajas que supone consumirlo, en forma de riqueza de nutrientes y propiedades de este artículo, ya que cada 100 gramos de Cheddar, contiene:

  • Fósforo: 489 mg
  • Vitamina A: 440 mg
  • Zinc: 3,90 mg

También cuenta con altas proporciones de yodo, calcio y proteínas, de ahí que sea un alimento muy frecuente en las dietas sanas y equilibradas.
Teniendo en cuenta la presencia de estos componentes, entre las ventajas del queso Cheddar, habría que hablar de las siguientes:

  • Fortalecimiento del músculo
  • Mejora del colesterol y el metabolismo
  • Regula la insulina
  • Refuerza el sistema inmunitario
  • Fortalece los huesos
  • Mejora en cabello, piel y uñas
  • Aumento de la fuerza física y las funciones biológicas

Estos son algunos de los principales beneficios del consumo de queso Cheddar, si bien es cierto que se asocian solo con el queso Cheddar original y elaborado mediante las técnicas convencionales, a diferencia de los productos industriales que se venden con este nombre.

Como el queso Cheddar es pasteurizado, se puede comer durante el embarazo, incluyéndose entre los lácteos permitidos en esta etapa.

En el catálogo de Queso Adictos puedes encontrar una serie de artículos de queso Cheddar de primera categoría, elaborado a través de la metodología artesanal.

Recetas con Queso Cheddar

La versatilidad de este producto hace que nos podamos encontrar el queso Cheddar en un amplio abanico de elaboraciones gastronómicas; una de las más frecuentes es la salsa de queso Cheddar, empleada especialmente como acompañamiento de los nachos, como una especie de queso Cheddar líquido.

También existen algunos productos que se venden como queso Cheddar vegano, elaborado con ingredientes aceptados por aquellos que siguen una dieta de este tipo.

El alimento al que se suele asociar siempre el queso Cheddar no es otro que la hamburguesa, donde su sabor conjuga perfectamente con la carne, de ahí que en la mayoría de las cadenas de comida rápida se incorpore a sus productos de hamburguesa con queso Cheddar.

Comprar Queso Cheddar

A través del catálogo de Queso Adictos, puedes acceder a una selección de artículos de este tipo de primera calidad, con todos los elementos que hacen que los consumidores disfruten de una auténtica experiencia cuando degustan el queso Cheddar y el resto de las clases de productos de esta categoría.